Terapia floral del Dr.Bach

recuperar el equilibrio emocional


 
 

Los extractos florales del Dr. Bach son una herramienta eficaz para ayudar a recuperar el equilibrio emocional y en consecuencia evitar trastornos psíquicos o físicos.
Un ejemplo seria el tema de los miedos, miedos que pueden ser al dolor, a la enfermedad, al futuro, miedos a afrontar obstáculos de la vida cotidiana, miedos i preocupación por los miembros de nuestra familia, miedo a perder el control por el estrés en que vivimos, por el trabajo…
El miedo, atrae pensamientos negativos y estos pensamientos, aportan estados de animo también negativos que, si son persistentes, pueden provocar alteraciones psíquicas o físicas, como por ejemplo, angustia, depresión, exceso de colesterol, hipertensión, problemas en el aparato digestivo, en la piel, tensión muscular, contracturas, irregularidad menstrual…
Si conseguimos regular estos estados anímicos, evitaremos que la mente y el cuerpo se resientan y recuperaremos nuestro animo, la calma, la lucidez, la seguridad, la valentía y el humor.
Esta perdida de equilibrio puede ser temporal o parecer crónica, en el caso que lleve con nosotros muchos años.
Hay personas que están convencidas que algunas características de su carácter, que no les gusta, forman parte de su personalidad, pero algunas de estas características, no son más que trastornos a causa de alguna circunstancia vivida con anterioridad.
Por ejemplo, una persona que en la infancia se ha sentido marginada, poco estimulada o poco amada, cuando llega a la edad adulta, si no lo ha asimilado bien, puede adoptar una actitud, severa, distante y con dificultades para relacionarse. De manera inconciente, ha construido una barrera para protegerse, como mecanismo de defensa.
Muchas personas que toman conciencia de su pasado, lo aceptan y viven el presente, con ilusión hacia el futuro. Otras, en cambio, desean mejorar su estado y relacionarse con más armonía pero no pueden.
Las flores son un remedio extraordinario en estos casos:
-Primero ayudan a eliminar barreras y a relajarse.
- El paso siguiente seria reconciliación con el pasado.
-Y finalmente llegaría el equilibrio y la armonización, recuperando el bienestar físico y emocional o sea que en definitiva eliminaría el conflicto.
Como consecuencia de todo el proceso y el cambio que se va asimilando, se corrigen disfunciones físicas y psíquicas, van entrando pensamientos positivos, se mejora el estado de ánimo y también iremos viendo que vamos tomando el control de nuestra vida y que vamos viendo las dificultades con más claridad, para tomar decisiones más razonadas y soluciones mas acertadas.
En los tratamientos florales, se tratan las personas individualmente, teniendo en cuenta su personalidad, su camino por la vida, como han ido superando los peldaños y su estado actual. Teniendo en cuenta que se valorara el estado físico y emocional para una recuperación eficaz.
El Dr. Bach afirmaba que la enfermedad es la consecuencia de un estado de ánimo negativo. Por esto hay que buscar la causa de este estado, procurando la curación por el equilibrio de la personalidad.
Hoy en día nadie niega la relación que existe entre estrés y problemas digestivos, por ejemplo, y se relaciona una actitud abierta y positiva con el bienestar.
Para abrir la mente a la vida nos podemos ayudar también con técnicas de respiración, relajación, meditación, yoga, deporte, un masaje, una dieta adecuada y también complementos dietéticos, si nos hace falta.
La medicina establecida, recomienda caminar para regular el colesterol, la hipertensión y la diabetes.
Algunos médicos ya recomiendan, relajación, yoga, acupuntura, homeopatía y también Flores de Bach como complemento para algunas enfermedades.
Cada vez más el personal sanitario se va formando en terapias alternativas para completar su formación y ofrecer mejor servicio a una sanidad más humanizada.
Las Flores de Bach, si bien no pueden garantizar la curación del cien por cien de los casos de enfermedad, esto tampoco lo puede garantizar la medicina establecida, si que puede prevenir o bien ayudar a afrontar mejor una enfermedad para que no haya bajada de defensas. También es interesante para acompañantes que a veces se sienten superados por una situación que no pueden controlar.
Conocemos a personas que, en general, son capaces de superar con convicción i determinación los obstáculos de la vida. Pero hay situaciones en que una se siente bloqueada y no le coge el truquillo a la situación. A veces se espera que el tiempo lo resuelva, pero el tiempo solo, no puede. Si queremos cambiar algo de nuestra situación, no podemos hacerlo sin aportar nada o esperando, tenemos que poner de nuestra parte. Las Flores nos pueden dar la apertura y el empujoncito cuando nos falten las fuerzas.
No esperemos a que los problemas sean grandes, tratemos de resolverlos cuando aun son pequeños.
Y por otro lado también conocemos a personas que no saben deshacerse de sus angustias, en casa o en el trabajo. Se sienten desamparados y están todo el día dándole vueltas a los asuntos sin llegar a solucionarlos. Son pensamientos repetitivos que no llevan a ninguna parte y así van pasando los días. Se refugian en una realidad conocida, aunque insatisfactoria y no se atreven a luchar para mejorar. Estas situaciones a la larga pasan factura y es una lastima.
Si tomamos conciencia de nuestro estado, si queremos mejorar, hay que poner manos a la obra con todos nuestros sentidos. Cuesta, es verdad, hay que hacer un esfuerzo, nadie dice que sea fácil al principio, pero después veremos que vale la pena. Vivir y dejar fluir la vida con naturalidad e ilusión es fantastico. Hay motivos, hay que buscarlos, seguro que los encontráis.
Las Flores de Dr. Bach son una gran ayuda. Se pueden tomar junto con otros medicamentos, no crean hábito y no tienen efectos secundarios.

Una maravilla de la naturaleza.

El Dr. Bach nació en Moseley, Inglaterra, el año 1886. Durante sus primeros años de vida tuvo una salud muy delicada, pero fue mejorando a medida que iba creciendo.
Desde muy joven destacço por su firmeza, determinación y perseverancia para afrontar sus objetivos. Tenía un gran poder de concentración y cuando una cuestión suscitaba su interés, nadie podía distraerle de su atención.
Era muy independiente, de carácter positivo y tenia un gran sentido del humor, pero también disfrutaba en soledad con la naturaleza.
A muy temprana edad, manifestó su interés por ser medico. Tenía una gran vocación de servicio y su actitud solidaria y compasiva fue una de las cualidades que mas destacaron las personas que lo conocían. Se hacia querer.
Mientras estudiaba en la escuela, ya imaginaba y esperaba con ansia, el momento en que podría empezar su trabajo como medico. Su sueño fue encontrar un método simple para curar enfermedades.
Más adelante se dio cuenta de que tenía un poder curativo al tocar a los pacientes.
Se licenció en medicina el año 1913, a los 27 años, en cirugía, un año después y posteriormente trabajo en bacteriología y patología.
No paraba de trabajar, estudiar y observar. Se pasaba muchas horas en el hospital y poco a poco se fue decepcionando del sistema medico sanitario. A partir de aquí empezó a interesarse por la homeopatía. Leyó “El Organon”, el libro escrito por Hahnemann, fundador de la homeopatía y se dio cuenta de que había muchas similitudes entre los descubrimientos de Hahnemann y los suyos. Se entusiasmo y empezó a trabajar partiendo de la homeopatía.
Durante todos estos años, sus trabajos y los resultados de sus investigaciones eran publicados en las revistas medicas del momento y el Dr. Bach había adquirido un gran prestigio entre sus colegas y era muy popular a nivel medico.
Pero él estaba convencido que en la naturaleza tenia que encontrar los remedios para curar, de una manera más natural y menos agresiva. Todo este progreso es muy amplio, interesante y bonito pero el caso es que empezó a investigar con las flores siguiendo su intuición.
Con los años fue descubriendo las propiedades y beneficios de diferentes flores, comprobó su eficacia y además de una forma natural, sin agredir y sin efectos secundarios. I seguía trabajando.
Pero el iba buscando un sistema completo, eficaz y sencillo.
Unos años atrás había comprobado que era necesario tratar al enfermo, no a la enfermedad porque, ejerciendo como medico, se dio cuenta que la misma enfermedad, requería un tratamiento diferente, según las características de cada paciente.
También constató que la enfermedad es una consecuencia. La causa es el origen de la enfermedad. I hay que buscarla.
Siguió tratando enfermos con más extractos de flores y se convenció de que las causas de la enfermedad tenían el origen en un desequilibrio emocional, así es que tratando las emociones evitaba enfermedades.
Concretamente dedujo que la causa de la enfermedad provenía básicamente del factor emocional y en una pequeña proporción del estado mental, espiritual o físico.
Las noticias de los resultados de la nueva terapia del Dr. Bach, corrían como la pólvora. Y venían enfermos de toda Inglaterra para ser curados.
Hemos hablado que en la infancia había sido un niño enfermizo y que se iba manteniendo. Pero cuando tuvo 31 años tuvo una grave hemorragia y fue operado de un tumor con metástasis, con un pronóstico de tres meses de vida. Pero con su afán de trabajo para encontrar lo que buscaba, esquivo su enfermedad hasta que concluyo su estudio a los 50 años.
Estableció que hay 12 los caracteres básicos en las personas y encontró un extracto floral para cada uno, cuando este cae en desequilibrio. Mas adelante fue completando su sistema. Añadió 7 flores más, que son ayudantes de las anteriores, porque complementan el carácter, con las circunstancias de la vida. I las 19 restantes más espiritualizadas.
Concluyo el trabajo que fue el objetivo de su vida.
Cuando murió dejo muy pocas cosas. Tenia poca ropa y poco dinero, aproximadamente el equivalente a 30 euros en la moneda actual.
Nora Weeks fue la mujer que durante muchos años, acompañó al Dr.Bach en sus investigaciones. Estudio y trabajo con el en sus investigaciones. Bach decía que sabia igual que él y tuvo la responsabilidad de continuar con su trabajo y además fue su biógrafa.

Si queréis conocer mejor la vida del Dr. Bach, el libro “Los descubrimientos del Dr. Bach” de Nora Weeks, es de lectura imprescindible, muy interesante y ameno, para conocer y situar la personalidad, el trabajo y el entusiasmo del Dr. Edward Bach.

Carme Beltran Boix