El Naturalismo

Doctor Nicolás Capo


 
 

Toda la vida he oido hablar en mi casa del Doctor Capo. Mi abuelo tenia una imprenta en el barrio del Coll de Barcelona y era allí dónde el doctor Capo encuadernó los primeros ejemplares de sus libros,unos libros que aún hoy en día estàn de actualidad.
Libros de naturalismo, \"como cura la cebolla, el ajo o el límón\", productos de la tierra que nunca han faltado en mi hogar.
Mi padre con 81 años goza de una muy buena salud y un aspecto perfecto, y durante toda su vida ha seguido las recomendacions que en su época el Doctor Capo tuvo la savieza de difundir.

El doctor Capo era un hombre bueno que intentó hacer una gran obra para la humanidad, para que se pudiera regenerar y volver a la naturaleza viva, a nuestra madre tierra. Es el padre del naturalismo.

No tenía nunca un no para nadie y siempre tenía la puerta de casa abierta, fuera la hora que fuera. Era un hombre transparente, auténtico. Tenia grandes dotes comunicativas y llegaba a la gente, tenía magnetismo, y creaba un ambiente que ya era una parte importante de la curación de la gente que confiaba.
El resto era una experiencia, quiero decir que no se trataba sólo de fe, sino de seguir las instrucciones que él recomendaba..., el limón, los cítricos, los ajos, las cebollas, la combinación correcta de los alimentos..., cuando los enfermos se curaban se convertían para siempre al naturismo.
La gente no se convencía de seguir para que dijera o mandara algo, sino simplemente observando la naturalidad y la facilidad con que él hacía las cosas, por lo que apartaba la gente de las carnes y del alcohol a base de recetas vegetarianas. Pero lo más importante es que él hacía lo que predicaba.

Una frase muy positiva del Dr.Capo era, he nacido en una casa donde «el concepto estigma de la enfermedad estaba abolido, desterrado, no por obra de un romanticismo, sino por el mágico poder de la ciencia de Hipócrates.
Hay una ley universal que hay que respetar: la vibración de la semejanza; llenarás el vacío de tu vida, tu complemento, el eterno complemento del sexo, con lo que tú sientas: si tu vacío es de sabiduría, atraerás sabiduría (…), si os llenais con pensamientos frívolos y banales, atraerás personas hipócritas y viciosas.

La voz del silencio es la que gobernará tu vida, lo que en silencio pidas a la vida o a Dios, eso vendrá, la voz del silencio constituye tu vida y la práctica de tu vida.

Recuerda lo que pienses es lo que serás.

Marta Texidó