Solsticio de Invierno para Hemisferio Sur y Solsticio de Verano para Norte

junto a Luna Llena no se repetira en 70 años.


 
 

Este 21 de junio comienza oficialmente el INVIERNO en el Hemisferio Sur. Por primera vez la llegada del invierno al Hemisferio sur coincidirá con un fenómeno astronómico. Este 21 de junio, además de ser el día con menos luz solar del año, se produce una LUNA LLENA que las personas ven solo "una vez en la vida". Su rareza está dada por el hecho de que pasan décadas antes de que un SOLSTICIO ocurra el mismo día en que la Luna Llena alcanza su fase completa. La última vez que el fenómeno se dio fue hace 70 años.

Esto trae consigo la llegada de buenas energías y de ciclos que se completan. Para algunas culturas originarias, el solsticio de invierno significa el cierre de año anterior y la llegada de una nueva etapa, justamente por la conexión que este tiene con la luna y con la fase en que el satélite natural se encuentre.
Es un día mixto porque en el Hemisferio norte se convierte en el día más largo del año y marca el paso de la primavera al verano al mediodía el Sol alcanza el punto más alto de todo el año, de ahí que se le llame el “solsticio de verano” en el Hemisferio Norte.

Sin embargo, en el Hemisferio sur sucede lo contrario y tenemos entonces el día más corto del año, marcando el paso del otoño al invierno al mediodía el sol alcanza el punto más bajo de todo el año por lo que le llaman el “solsticio de invierno” en el Hemisferio Sur. El invierno en el hemisferio Sur llegará a su fin el 22 de septiembre, cuando se produzca el equinoccio de primavera.
El verano en el Hemisferio Norte comenzará este 21 de junio en una noche de Luna llena, un raro evento que merece la pena contemplar, ya que no ha sucedido desde hace 68 años. Este es el primer solsticio de verano con Luna Llena en el hemisferio norte desde 1967, también conocido como el VERANO DEL AMOR. Esta estación durará 93 días y 15 horas y terminará el próximo 22 de septiembre, día en el que se dará paso al otoño.

Para todos es el momento de dar a conocer las decisiones importantes, de hacer públicos los proyectos, es decir, de sacar a la luz todo lo que llevamos dentro, de confesar nuestros sentimientos. Nos ayuda a decidir cuando algo se ha terminado definitivamente, una relación, un trabajo, una situación. Los nacimientos son más probables en esta fase de la luna.
También es buena época para iniciar un amor, un noviazgo o casarse.
Se cree que las plantas medicinales recogidas durante este periodo proveen mayor eficacia.
Durante esta fase sentirás más necesidad de expansión social o mental. Las personas son más receptivas, las relaciones sociales se tornan más favorables, es porque la Luna llena favorece la comunicación Si quieres que algo sea muy comentado, divulgado y conocido, realízalo ocho horas antes o después de esta fase.

No es buena idea someterse a cirugía durante esta fase, porque el riesgo de una hemorragia es mayor. Esta fase es muy favorecedora de los asuntos afectivos, pues actúa como un verdadero afrodisíaco

¡Asómate a la ventana para poder disfrutar de la Luna Llena, esta transición en vivo de este fenómeno no volverá a suceder en buenos años!

Ana María Balarezo